#NiUnaMás

Como muchos deben saber, en México se vive una oleada de feminicidios que data de años atrás pero que se ha venido recrudeciendo desde el sexenio pasado. Recientemente han sonado mucho los atentados de secuestros en la periferia de algunas estaciones de metro, aunque según la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, no se trata del aumento en la tasa sino que ahora se realizan más denuncias que antes.


Y es que, efectivamente, la violencia contra las mujeres data de muchos años atrás, y tiene su origen en la desigualdad de género, es decir, en la posición de subordinación, marginación y riesgo en el cual se encuentran respecto a los hombres.


El feminicidio es la muerte violenta de las mujeres debido a razones de género y es la forma más extrema de violencia contra ellas y por supuesto, la forma más grave de discriminación. Tristemente, no es una circunstancia aislada que ocurra sólo en ciertos lugares del mundo, sino cada vez las cifras van siendo más alarmantes en donde se ven involucrados sobre todo, familiares directos, como la pareja. Tampoco es que suceda a raíz de un momento aislado de ira, sino tiene antecedentes de convivir en ambientes y relaciones violentos donde se agrede de forma física, verbal y emocional.



Diversos estudios mencionan que la causa principal es la mentalidad machista y patriarcal en todos los sectores sociales al pensar que la mujer debe ser sometida, sin autonomía personal y con actividades que se limitan solamente al hogar y maternidad. Cuando algunas no aceptan esta realidad impuesta, es cuando se desencadenan reacciones violentas que pueden desembocar en asesinato, demostrando así que su cuerpo y su vida le pertenecen al perpetrador.


Al respecto, varios gobiernos, asociaciones y autoridades se han pronunciado para combatir estos abusos a partir de la promulgación de leyes que han resultado insuficientes e ineficientes. Y es que la verdadera causa raíz, la mentalidad machista y violenta de los asesinos en potencia, debe combatirse desde la infancia, en las escuelas, la familia y promovida a través de los medios de comunicación. Si no formamos con conciencia, amor, respeto y libertad de expresión, es muy probable que terminemos por educar a un ser con deficiencia de valores y poca empatía hacia la mujer.


Como respuesta ante todo el aumento de violencia femenina que va desde robos con violencia, violaciones, secuestros, desapariciones involuntarias y feminicidios, se han dado a conocer algunas medidas de seguridad que hoy les comparto, ya que conviene considerarlas para mantenernos alertas y saber cómo reaccionar en el caso desafortunado de que sufras algún ataque de este tipo:


  • Procura no salir sola, sobre todo en las noches

  • Informa a tu familia y amigos cercanos en dónde vas a estar y el tiempo aproximado que permanecerás ahí

  • Si vas a salir de noche a un bar o antro, ve a los que son conocidos por su reputación y seguridad, y procura ir acompañada

  • No camines sola por calles solitarias y oscuras

  • Si vas caminando sola, no vayas distraída en el celular, procura siempre tener la cabeza en alto y mirando al frente y los costados para observar si alguien te sigue

  • Camina en sentido opuesto a los coches para verlos de frente, caminando lo más alejada del borde y poniendo tu bolsa hacia el interior de la acera

  • Cambia de rutina: modifica frecuentemente horario, rutas y medios de transporte, para evitar se predecible

  • Procura tener tu celular con batería suficiente

  • Usa tus redes sociales cautelosamente, sin publicar información personal innecesaria

  • Si vas en tu auto, evita zonas peligrosas o desconocidas, sobre todo de noche

  • Al estacionarlo, déjalo en un estacionamiento con vigilancia y bien iluminado

  • Antes de entrar a tu auto, voltea a tu alrededor, dentro del vehículo, en los asientos de copiloto y traseros. Estate alerta. Cuando entres, asegura las puertas y mantén cerradas las ventanas

  • Si estás estacionada junto a una camioneta grande, no subas por el lado del piloto, prefiere el del copiloto

  • Observa los autos estacionados alrededor del tuyo y si hay personas dentro de un auto estacionado cuando te estés subiendo, regresa de donde venías y pide que alguien te acompañe a subir

  • Cuando llegues a casa, procura ya tener tus llaves en mano para entrar rápidamente y no perder tiempo buscándolas

  • Si vas a meter tu coche en la cochera, mételo de reversa para no perder la visión de lo que pasa en la calle.

  • Cuando tomes un UBER, DIDI, CABIFY o taxi de sitio, comparte tu ubicación o coméntalo con tu familia o amigos y describe las características del auto en el que vas: color, modelo, placas, conductor, ruta, horario, etc.

  • De preferencia, viaja acompañada

  • No te duermas durante el trayecto en el transporte

  • Tú decide la ruta a seguir, no el chofer

  • Si puedes, organiza con tus vecinos, compañeros de trabajo y familia, y mantén señales o códigos de emergencia en caso de ser necesarios

  • Y si llegas a ser víctima, DENUNCIA cualquier tipo de acto de violencia, acoso u hostigamiento sexual ya sea en tu casa o trabajo



Espero que te hayan servido o al menos ayudarte a agregar más recomendaciones a tu ritmo de vida. Nunca está demás cuidarnos. No permitamos que más mujeres sean víctimas de violencia: Infórmate, Cuídate, Ámate.


Con cariño



Bren

Wellpreneur Coach



#Omlaya #WellpreneurCoach #BienestarIntegral #DesarrolloHumano #Emociones #Amor #ControldeEmociones


(55) 5213 3363

Imagen_4.png
Imagen_5.png

©  2018 Omlaya